Jueves 21 Septiembre 2017

Segovia Gastronómica

Información cedida por Turismo de Segovia
Más información en http://gastronomia.turismodesegovia.com

phoca_thumb_s_tapa-la-pentolaEn las cocinas de la capital segoviana, las de los mesones o las de las casas, se han elaborado durante siglos los alimentos autóctonos, naturales de las fértiles tierras circundantes, hasta convertirlos en exquisitas recetas. Las tierras de la provincia, generosas, aportan buenos productos, comenzando por el alimento más popular, el pan, elaborado con el trigo de nuestros campos de “pan llevar”, o la leche, base de los quesos de nuestra provincia.

El lechazo o el cochinillo son parte de la oferta de carnes de los restaurantes de la capital, completada por los productos obtenidos de la matanza del cerdo, ritual que aun se celebra en la provincia en los meses más fríos.

Los ríos serranos  aportan la exquisita trucha, y las huertas una variada y rica oferta de temporada.

Si se desea, el menú se completa con los postres ideados con delicadeza por monjas de clausura, experimentados pasteleros y reporteros concienzudos: rosquillas, soplillos, florones, hojuelas, tortas.. y, sobre todo, el delicado ponche segoviano.

Una comida en cualquiera de nuestros restaurantes no puede dejar de ser acompañada por alguno de los reconocidos vinos que se producen en la provincia como los Blancos de Nieva o los tintos de Valtiendas.

Completar la visita a Segovia en cualquiera de los restaurantes que salen al paso del viajero, es una estupenda manera de disfrutar de uno de los aspectos más característicos de la ciudad, de una forma de cultura – la gastronomía – que en el siglo XXI sigue combinando la sabia tradición con la necesaria innovación.

Ciudad de mesones y figones por antonomasia, Segovia es uno de los más firmes baluartes de la cocina castellana. De hecho, a sus artes gastronómicas debe gran parte de su atractivo turístico. Sin desdeñar las innovaciones de la nueva cocina, que también aquí ha encontrado su particular reflejo, los argumentos máximos de las mesas segovianas siguen siendo los asados al horno. Esta tradición que, a través de la provincia y por tierras limítrofes da lugar a marcadas preferencias entre dos opciones (cordero lechal por tierras de Sepúlveda, y cochinillo o tostón por la zona que queda bajo la influencia de Arévalo), en la capital los fogones se despliegan hacia uno u otro flanco, y a ambos trata con igual delicadeza.  Se requiere, eso sí que la materia prima cumpla determinadas condiciones en cuanto a origen (preferiblemente animales oriundos de la zona), edad (21 días para el cochinillo y escasos meses para el lechazo) peso (entre 5 y 6 Kg., el lechazo y no más de 4 kg. el tostón) y, sobre todo la forma de alimentación (solo leche de sus respectivas madres). A partir de ahí, pueden variar ligeramente los usos culinarios (condimentación o acompañamiento) pero el resultado es, en general excelente.

Más como no solo de asados vive el hombre, no hay que echar en olvido otros platos: Sopa Castellana, Judiones de la Granja, Truchas de Valsaín, diversos guisos de caza (perdices y codornices) o la caldereta de cordero a la pastora, junto a auténticas exquisiteces de algunas cartas: chuletas de gamo con naranjas, hígados de cabrón con ruibarbo.

Tampoco conviene hacerle ascos a chorizos, morcillas y demás embutidos, que en la provincia tienen centros afamados como Cantimpalos y La Matilla.

Entre los vinos también hay donde elegir, pero el acierto también está asegurado si se prefieren los de Ribera de Duero o aquellos que tienen su solar en tierras de nuestra provincia, como los de Nieva, Sacramenia o Valtiendas.

Marcas y denominaciones

Marca de Garantía “Cochinillo de Segovia” (PROCOSE)logo-procose

phoca_thumb_s_procose-cochinilloEl cochinillo de Segovia tiene toda la garantía. La garantía de que se cría exclusivamente en la provincia de Segovia.

La garantía de que llegará a la mesa después de haber pasado estrictos controles de calidad. La garantía de que el maestro asador habrá aportado todo su saber hacer.

Todos los cochinillos portarán identificadores de la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia:

  • En fresco llevará una contraetiqueta en su extremidad derecha como garantía de las características del cochinillo de Segovia. En ella se indica la fecha en la que el animal ha sido sacrificado y un número individual que nos permite conocer su origen.
  • Asado, además de la contraetiqueta, mostrará a lo largo del lomo un segundo sello marcado a fuego, que identifica al restaurante como operador de la Marca de Garantía.

 Cochinillo de Segovia, una tradición con toda la garantía.

 Más información en http://gastronomia.turismodesegovia.com